Cerrar
  1. ¿Has olvidado tu contraseña?
Mi Rodilla Favorito: Selecciona tu rodilla

EL SUEÑO DE ANTONIO RODILLA

Todo empezó en una pequeña charcutería situada en la Plaza del Callao de Madrid en 1939. Allí, Antonio Rodilla fue ganándose fama entre los exquisitos paladares de Madrid gracias a los productos artesanales que importaba de su pueblo natal, Guijuelo (Salamanca).

Antonio Rodilla, como buen pionero, decidió importar la idea del sándwich con “pan inglés”, un pan muy suave y ligero, y combinarlo con su mejor charcutería. Pero las dificultades de la época imposibilitaban la compras de productos extranjeros, por lo que ideó él mismo la receta para elaborar este pan tan especial.

Hoy Rodilla sigue manteniendo el mismo espíritu innovador en sus más de 100 tiendas para ofrecerte un producto original y artesanal basado en la producción diaria y en la ausencia de conservantes.

BUENO EN TODOS LOS SENTIDOS

Rodilla nunca ha dejado de innovar para ofrecer a sus clientes un producto fresco y de máxima calidad. Para conseguir nuestros sabores únicos partimos de las mejores materias primas del mercado. La naturalidad y la artesanía son nuestro ingrediente principal en cada receta.

Además, en Rodilla nos preocupamos de que todos nuestros procesos de elaboración sigan un estricto control de seguridad alimentaria, asegurándonos de que el producto esté tal y como lo esperan nuestros clientes: fresco, bueno y delicioso.

CONOCERTE ES NUESTRA MEJOR RECETA

A lo largo de los años, Rodilla ha ido evolucionando para adaptarse a las necesidades de mercado y a los paladares más exigentes. Por ello nuestra cocina nunca deja de investigar para ofrecerte nuevos y mejores productos. Pero eso no lo hubiéramos conseguido sin prestar atención a lo que más nos importa: Tú.

Gracias a que hemos mantenido nuestra filosofía de tienda tradicional hemos tenido la oportunidad de estar más cerca de ti y de tus gustos. Y de esta manera seguiremos para continuar sorprendiéndote.

MEJORAMOS POR Y PARA TI DÍA TRAS DÍA

La calidad del servicio prestado a nuestros clientes no sólo depende del trato impecable o del confort de nuestras tiendas. También es el resultado de la formación y el apoyo constante que reciben todos y cada uno de nuestros empleados, lo que propicia un ambiente de trabajo agradable y hace del equipo Rodilla una gran familia.